lunes, 22 de mayo de 2017

Videojuegos imprescindibles (volumen 2)

Pues sí amigos, si os gustó la primera parte (pincha aquí) pero dudabais de que solo hubiese malgastado mi tiempo (esto lo digo ahora, cuando los jugué seguro que no opinaba igual) en aquella lista de 10 videojuegos, aquí traigo la segunda parte con los juegos que aunque no formen parte de mi Top-10, se merecen un reconocimiento especial. Y os anuncio que habrá tercera y última parte, con los que prometían mucho pero que no han llegado a entrar en el Top-20.

Así pues, aquí van los juegos el 20 al 11:

20.- Tetris Classic (PC).
Y es que este ya era un clásico cuando yo lo jugué. Este que se llamaba así era una versión en PC que alguien me pasó en su momento y que me encantaba no sólo por el juego en sí, sino además por la música hipnótica y los bellos fondos.Todo muy del estilo de las mil y una noches. Creo que si no llega a más arriba de mi lista es por los rebotes que me cogía yo solo cuando aumentaba la velocidad y se me quedaba la pieza perfecta pillada en el borde, aunque algo en el fondo de tu mente grita "La gravedad, por gravedad tendría que caer!". En mi muy humilde opinión, debería ser de uso obligatorio en la clase de informática del colegio, este juego obliga a tener un pensamiento claro, mucho más importante que unos dedos ágiles.


19.- Prince of Persia (PC).
Mira, hablando de las mil y una noches, otro juego que se ambienta en ese mundillo. Hace muchos años, tendría yo unos 14 o 15, rondaba por las salas de EATP de informática discos de 5 y cuarto (!) con un juego llamado El Príncipe de Pérsia. Era un arcade simple, pero que enganchaba porque un desliz te mataba, porque requería agilidad y porque conforme te ibas adentrando en el palacio del sultán te ibas dando cuenta de que no era nada simplón, sino una aventura con motor de arcade, bien pensada y bien ejecutada, con una maravillosa mitología propia y un sistema de juego endiablado. Pasarse este fue jodido, jodido...



18.- Dynablaster 2 (PC).
Otro puto vicio de juego, de los que carga el diablo. Como modo de un jugador era pasable, nada que otros jueguecillos no tuvieran. Pero cuando lo ponías en modo multijugador de hacia volver loco: hasta cuatro jugadores simultáneamente intentando sobrevivir y al mismo tiempo intentando putear a los demás a base de soltar bombas para matarles y conseguir como fuera que las otras bombas (¡o las tuyas propias!) no te explotasen en los morros. Todo eso a un ritmo frenético y una estética super-deformed bastante maja. Mi sister era la tiña jugando a esto...


17.- X-Men 2, Clone Wars (Emulador: Sega Genesis).
Que a todos nos molaban las consolas de jovencillos es un hecho. Algunos tuvimos algunas, pero no solían ser las más caras. El caso es que luego con los años descubres el maravilloso mundo de los emuladores y descubres alguna joyita, como esta. A ver, es evidente que el juego pierde un poco de su gracia si no conoces los cómics de los X-Men o Patrulla X (como se los llamó aquí) pero tampoco impediría disfrutar de un muy buen juego. Un árcade clásico pero muy bien diseñado y preparado para desplegar en él una multitud de mutantes cada uno con sus particularidades. Rondador Nocturno se teleporta y trepa paredes, Cíclope dispara rayos ópticos, Lobezno ataca con sus garras y regenera, Magneto levita... Como estar metido dentro del cómic. Que no es poco.


16.- Prehistorik 2 (PC).
Una pasada de juego, otro árcade, pero diseñado a lo grande. Parecía uno de esos juegos de máquina recreativa, pero en tu cutre-ordenador de entonces. Aparte de gráficos impresionantes, un diseño ingelioso que permitia una jugabilidad tremenda y unos buenos ratos que su predecesor (Prehistorik, el 1) no consiguió a pesar de su sobriedad. Un juegazo que aun hoy en dia me tendría matando dinosaurios y cavernícolas hasta buenas horas de la madrugada. A ver si lo encuentro...


15.- Ghosts'n Goblins (Emulador: Snes / Nes).
Fácil de confundir con el original, el Ghouls & Ghosts. No es que desmerezca a uno por el otro, ni mucho menos, me gustan ambos por igual. La idea es sencilla, en argumento y en juego: eres un caballero y un demonio ha raptado a tu doncella. Así que te toca calzarte la armadura de placas, coger tu lanza y a por ella. Pero claro, por muy caballero que seas, no significa que puedas atravesar como si nada los reinos del señor oscuro de turno y aunque no quieras te puedas encontrar huyendo en calzoncillos (literal) del bichejo de turno. Difícil y mucho. Este juego tiene el merito de hacerte sentir realmente como si estuvieses allí, puede que la armadura te pare algún golpe, pero bajo ella eres mortal. Así que mejor venga la afrenta... pero rapidito. Que los enemigos salen como champiñones y tu ahí en medio...


14.- Alone in the Dark (PC).
Si ahora os poneis a buscar videos del juego antes de leer esta descripción os horripilaríais todos de lo que en su momento fue el primer juego en 3D. La estructura poligonal de los personajes digamos que hacía cosas curiosas con los ángulos de cámara y no ayudaba que fuesen más bien poco detallados, pero nada de eso importa. Una vez te metías en la mansión, nada importaba. Ambientado en los Mitos de Cthulhu del ya famosísimo H.P. Lovecraft, el juego te metía de lleno en una mansión gótica abandonada... pero aun así poblada por criaturas de pesadilla. Tenías que moverte como si de un arcade (de control... digamos que raro) se tratase para seguir la acción como si fuere una especie de aventura en la que podías morir de mil maneras. Y lo peor de todo, es que a veces no sabías ni porqué. Atravesar un pasillo, abrir una puerta e incluso leer un libro podía ser fatal de necesidad y acababas viendo por enésima vez la animación de un servidor deforme arrastrando tu cadáver hasta un acantilado por el que te arrojaba. Creo que fue este juego el que tiempo después me "facilitó" entrar en mi querido juego de rol de La Llamada de Cthulhu. Donde, por cierto, podrías morir igual de fácil. Es lo que tiene vivir en un universo poblado de dioses ancestrales primigenios de otras dimensiones... luego no te quejes.



13.- World of WarCraft (PC).
El quemador de tiempo libre por excelencia. Si, un juego super-completo, de hecho tal como bien dice el nombre, es un mundo en si mismo. Increíblemente grande, lleno de peligros, de objetos mágicos, de mazmorras, de enemigos, de magia, de todo. Si está en esta lista es única y exclusivamente por el grupo de gente con el que tuve la suerte de coincidir en él. Gente majísima con la que entrar en una mazmorra a afrontar a un jefe final realmente era una aventura pues sabías que estaban ahí para proteger al más débil, para ayudar a los demás y para arrimar el hombro todos hasta que el enemigo caía. Bueno, a veces hasta que caía diez veces y los diez miembros del grupo obtenían la super-espada del premio. Y es que tenía un punto de repetitivo, lo que es grave para un juego que se supone que roza lo inconmensurable. Al final, todo el mundo sabe (mil guías de internet, cómo no) cuál es la mejor armadura del juego para tu clase y todos para allá hasta que la consigues, un que sea al intento numero 20 de matar al gigante. Y luego, a por la espada. Luego, a por el casco, luego... Y las monturas, claro. Lo dicho, juegazo si vas a disfrutar de los pequeños detalles que tiene con un buen grupo de gente. Odioso si quieres ir de hardcore gamer (o Munchkin, que se le llamaba antes). En todo caso, más te vale tener 16 horas libre al día y ser de los que duerme poquito, porque este juego exige demasiado tiempo.



12.- Stars! 2 (PC)
No mencionar este pequeño gran juego me costó en la anterior lista una reprimenda de Yacon, el descubridor que lo trajo al grupo de colegas. Y es que es un juego pequeño (ocupaba menos de un disquete, antes de que las unidades de "juego" fuesen los CD's) y simple (en su momento cualquier ordenador lo abría, si tenia disquetera, podía arrancarlo), pero que se enrebesa con una facilidad horrible. Exploración y conquista espacial contra otros jugadores o contra la IA (inteligencia artificial, el ordenador jugando, vamos), planetas con diferentes tipos de ambiente (y que se podían terraformar), industrias y minas de mineral, asaltos planetarios, estaciones espaciales, de todo, muy completo. Con la coña añadida que los turnos tenían que enviarse por email (no es broma) al director de juego, que podía generar el turno siguiente cuando ya tenia el de todos los jugadores. Imprescindible las anécdotas que atesoramos de este juego, como que el nombre de la partida siempre solía ser de alguna broma recurrente (como "Cold" que venía de "The hard cold rain..." la primera frase de la novelización de la primera película de X-Men (uf, cuanto tiempo) que me regalaron en inglés y que no quería leer para no destriparme la peli antes de verla) o como cuando montamos una partida en la que dos jugadores hacían su propio papel y al mismo tiempo simulaban ser una de las IA's controladas por el ordenador. Oír lamentarse a los otros jugadores de lo que aquella IA de un juego que cabía en menos de un disquete les había hecho era descojonante. Luego tardamos días en convencerlos, no se lo creían... Lamentablemente, desde el Windows XP este juego no ha vuelto a poderse arrancar ni emular y los planes de los creadores de sacar un tercer juego con mejores gráficos quedó en nada. Descanse en paz, amigo. Pasamos grandes ratos juntos.

(De este no sale ni una triste foto por el Google Images, que pena de mundo... En fin, invocaremos al Monstre Yacon, a ver que se saca de la manga...). Edito y añado fotos. Gracias, su malignidad.

Sacada de Abandonia.com ...
(el nombre de la web ya dice mucho)

11.- Mario Strikers Charged Footbol (Wii).
Ya era hora de que un juego de la Wii se colase en las listas. Las cosas como sean, tampoco la quemamos mucho, la verdad, pero si que nos causó unas cuantas noches en vela con los colegas al Wii Sports entre otros. Era como Star Wars, hace mucho tiempo, en una galaxia muy lejana (y sin hijos). Este juego en particular no entró en el Top-10 por haber sido puesto en criogénesis al haber alterado de manera preocupante a un amigo, una persona de carácter tranquilo que estalló como no lo había visto nunca. Riete del Hitler de "El hundimiento". El juego es un torneo de fútbol con personajes de Super Mario Bros. Hasta aquí, nada especial. Pero ahora quítale las faltas, los fueras de banda y córners, añadele características ambientales (que caigan rocas del cielo, tormentas que lancen tractores sobre el campo...), poderes especiales de los jugadores y jugadores estrella con la habilidad especial y jodidísima del Super-Trallazo, un chute de balón que si aciertas con el mando le puedes multiplicar el número de balones hasta siete y potenciar la velocidad de los mismos (y si eres una puta bestia jugando, puedes conseguir ambas cosas). En este juego puedes ir perdiendo 0-5 el último minuto y acabar ganando por goleada. Lo echo de menos, la verdad. Desde que el señor J. salió de la terapia por agresividad y se vendió la Wii para comprarse, cual gamer borreguil, Playstation tras otra, nuestras frikinights dejaron de ser de videojuegos para volver a las series. No llega más arriba en mi lista por el adrenalínico incidente y porque sin otro jugador al que put... digoo, contra el que jugar, deja de tener tanta gracia, ya que la IA es de las de dejarse ganar tontamente (en modo fácil) y hacer trampas en el modo difícil...


Y para rematar unos minutos musicales. Es reconfortante ver que hay alguien que ha perdido aún más horas (o semanas) que tu jugando... Premio especial para el que se haya pasado todos los juegos que menciona aquí el colega:


Y una nota final, supongo que los que leéis este pequeño post lo sabréis, pero muchos de estos juegos pueden conseguirse sin problemas por ser Abandonware. O sea, juegazos como son los tienen abandonados a su suerte, nadie se preocupa ya por ellos. Así que ya sabéis, llevadlos con vosotros a casa, ya no se hacen juegos así...

1 comentario:

  1. No digo mas ;-): http://frikiattack.blogspot.com.es/2017/05/per-alusions-hulk.html

    ResponderEliminar